SOBRE MÍ

HOLA, SOY
LAURA CLEMENTE

TENGO UNA HISTORIA QUE CONTAR

Jamás imaginé que mi vida
sería tan plena

Profesora titulada por Alexander Technique Centre Amsterdam (ATCA) con  Paul Versteeg y Tessa Marvick, 2010-2013.

Especializada en aplicar los principios de la Técnica Alexander al embarazo, parto y postparto, por Alexander Technique School, Queen´s Park, Londres con Ilana Machover , 2014.

Miembro activo de la Asociación de Profesores de Técnica Alexander en España (APTAE)

Asistencia a varios cursos con Michel Odent y Liliana Lamers, 2015-2016.

MI HISTORIA ES UN SUEÑO HECHO REALIDAD

¿Quién soy yo
para hacer esto?

El dia 19 de septiembre del año 2000 con 20 años terminaba los exámenes de Agrónomos y esa noche de Luna llena mi hermano me invitó a dar un paseo en barco.

El mar de fondo condicionó la duración de la travesía que tan sólo fue de 10 minutos. La barco sufrió un golpe de mar ocasionando una considerable elevación y pérdida rápida de altura causando un fortísimo impacto en mi persona ya que era yo la que permanecía en la proa en ese instante que tanto disfrutaba de la noche.

Fue horrible el inesperado golpe recibido, me quedé sin respiración en ese momento, era el instante en que volvía a nacer, era mi renacimiento.

Salí caminando por mi propio pie pero a duras penas podía sostenerme. Fuimos a urgencias y tras varias pruebas y largas horas sentada con un dolor insoportable me dijeron que debía permanecer en el hospital al menos una semana tumbada hasta que  llegara mi corsé.

El diagnóstico fue : aplastamiento de L1 con T12, fractura y pérdida de altura e invasión del canal medular 4 mm. ¡Un ángel de la guarda evito que me quedará en una silla de ruedas para siempre!

Por aquel entonces hacia teatro, fotografía, deporte, montaba a caballo, estudiaba idiomas además de la universidad pero mi vida se paralizó. Me pasé un mes completamente inactiva tumbada, en reposo.

Cuando me dieron el alta y tras 6 meses llevando corsé , me recomendaron que hiciera una vida normal , sin embargo, cada día me sentía peor y con más dolor de espalda hasta el punto de ir a la universidad con un respaldo y estar siempre buscando un apoyo en la pared si pasaba mucho tiempo de pie.

Durante los próximos 10 años soporté todo tipo de ejercicios de rehabilitación  en varios centros y hospitales ,con máquinas muy especiales, fisioterapeutas , todo tipo de masajes, estirando mi cabeza manualmente y con aparatos para liberar mi cuello, un sinfín de placas, resonancias, tacs, incluso casi sigo un tratamiento que consistía en llenarme la espalda de grapas. Sin embargo el dolor persistía. Varios médicos querían operarme para fijar la vértebra superior con la inferior , a lo cual siempre me negué porque mi instinto me decía que era muy joven y ya habría tiempo de operarme si realmente era necesario, siendo ésta la mejor decisión que pude tomar en vida.

“No puedes hacer algo que no conoces, si sigues haciendo lo que conoces ”

F.M Alexander

Finalmente acudí a la unidad del dolor donde me infiltraron toxina botulínica para paralizar el músculo, y evitar el dolor, así como ozono para crear espacio intramuscular donde no había. Fueron tratamientos muy dolorosos, agresivos e invasivos.

Además siendo estudiante  de Erasmus en Gante (Bélgica)  tuve que regresar a Valencia para realizarme una Rizolisis consistente en la quema de las terminaciones nerviosas de las vertebras dañadas para dejar de sentir dolor e infiltrarme en todas las contracturas tras cada visita.

Con todos estos tratamientos mejoraba pero seguía con molestias y mi bienestar dependía de ellos ya que con el tiempo los nervios crecen con la inteligencia innata del cuerpo, el ozono y botulínica dejan de hacer su efecto porque el cuerpo los elimina. Así que decidí que ya no quería más medicina química en mi cuerpo. Aquí finaliza pues mi singladura y periplo por la medicina convencional.

Me miraba en el espejo y ni siquiera me reconocía , estaba estudiando la naturaleza y a la vez mi cabeza perdida entre los libros miles de horas sentada ,estaba desconectando de mi propia naturaleza , ¡ya no soportaba más vivir con dolor crónico!

Recuerdo uno de tantos médicos que visite que me dijo algo muy sabio : “Cuando tengas dolor Laura, deja todo lo que estés haciendo y túmbate en el suelo boca arriba con las rodillas flexionadas”. Algo tan simple y a lo que menos atención presté resultó ser con el tiempo lo más inteligente que escuché durante todos esos años . ¡Más adelante entenderás que tiene esto que ver con la Técnica Alexander!

Como último recurso me decante por la medicina  alternativa : la osteopatíaquiroprácticaacupuntura, yoga, pilates , shiatsu hasta me formé en macrobiótica para hacer un cambio de alimentación más consciente y en armonía con la estación y el lugar donde vivía.

Todo me ayudó , sin embargo, no era definitivo para alcanzar mi bienestar y una salud integral hasta  que un día , a punto de tirar la toalla ,en un restaurante vegetariano apareció mi primer contacto con la Técnica Alexander, el folleto informativo de mi primera profesora Belén Cobos .

Sin pestañear llamé y tras mi primera clase experimente una gran mejoría y bienestar global de todo mi cuerpo y mucha calma mental, además ese día Belén fue entrevistada en  TV y tuve la suerte de verla y sentí que esto era lo que realmente estaba buscando.

Durante un año, asistí a clases con ella en Valencia y visité las escuelas de formación en España y  Amsterdam , donde se había formado mi profesora. Decidí dejarlo todo y empezar de cero en Alexander Technique Centre Amstrerdam (ATCA) de la mano de mis maestros Paul Versteeg y Tessa Marvick , 2010-2013 .

Fueron tres años (1600 horas) de intenso desaprender todos lo hábitos de movimiento y pensamiento que me habían llevado a un uso inadecuado de mi cuerpo mente tras mi lesión. Aprendí a parar y a no reaccionar inmediatamente ante cualquier estímulo. Me permití soltar mi propio peso y caerme al vacío para volver a ir hacia arriba en un estado de ingravidez. En definitiva dejé de hacer todo lo que interfería con la inteligencia innata de mi cuerpo mente.

Durante mi primer año de formación, cumplí uno de mis sueños, volver a montar a caballo, en un enclave mágico en Málaga, de la mano de una gran profesional de la Técnica Alexander, Elke Mastwijk , especializada en Terapia Craneosacral (2011). Fue una experiencia emocionante , disfrute como una niña, como si fuera mi primera vez, y sentir como tumbada sobre el caballo ,a la vez que yo me relajaba, soltaba y confiaba, él lo hacía conmigo, no tiene precio.

Durante todo este proceso de reaprendizaje mi cuerpo comenzó a abrirse como una flor que había permanecido cerrada y rígida protegiéndose de la tensión muscular a causa de la lesión y por llevar demasiado tiempo un corsé que me atrofió toda la musculatura de la espalda.

Recuperé el tono muscular natural que le brindaba soporte a mi columna, empecé a experimentar cambios físicos asombrosos una figura más esbelta y estilizada, aumente una talla de pie, mi espalda se alargó y ensanchó creando espacio sin necesidad de ozono, la curvatura natural de mi columna se alineó, mis hombros estaban relajados y las contracturas de mis trapecios desaparecieron, mi cuello estaba más libre por lo que mi cabeza podía dirigirse hacia arriba y al frente, mi voz alcanzó tonos soprano, me sentía más flexible y ligera, en definitiva el dolor de espalda me desapareció , gané mucha presencia, mi cuerpo y mente estaban en calma y armonía bien coordinados y cualquier actividad que realizara podía usar la gravedad a mi favor y hacer menos esfuerzo para conseguir mucho más.

Gracias a Paul y Tessa dejé de estar en pedazos para convertirme en un todo. Me permitieron ser y estar en la tranquila quietud de  mi  crisálida, dejando que los agentes del cambio trabajaran en lo más profundo de mí ser. Esperando pacientemente, haciendo el trabajo interno hasta que llegó el momento de desplegar mis alas y volar tras la METAMORFOSIS.

NUEVAS SENSACIONES

Mi vida cambió tras mi graduación

4 de julio del 2013 

 

“Hoy es el primer día de mi nueva vida”.

Ya tengo fecha para desplegar mis alas, dejar este país, Holanda, para volver a España y volar lo alto que yo quiera, a mi manera, sin prisas, dueña de mi tiempo, parar donde quiera , dejarme llevar por mi instinto, escucharme más que nunca y escucharte, seguir mi intuición y mis pasos pequeños pero firmes, aprender de mis errores en este camino de la vida, en el eterno presente , reconectar con mi esencia para descubrir que el mundo que deseo es posible y seguir explorando un universo infinito de posibilidades.

 

La vida me puso a prueba para conectar con mi propósito :

“Ayudar a muchas personas a recuperar y mejorar su calidad de vida y prevenir futuras dolencias llevando la atención al “uso que hacen de sí mismas” a través de mi experiencia vital”.

Durante los  3 primeros años de vuelta  a Valencia ,enseñando la Técnica Alexander, en mi afán por el crecimiento y desarrollo personal me interesé por la Terapia Gestalt y me formé como Terapeuta Gestalt en el Instituto de Terapia Gestalt ITG de Valencia. ( 2013-2016)

 

En 2014 me especialicé en aplicar los principios de la Técnica Alexander al embarazo, parto y postparto , por Alexander Technique School, Queen´s Park, Londres con Ilana Machover.

 

Desde entonces mi vida y la de mis alumnos se ha transformado. Me emociono al compartir contigo que 2 de mis alumnos iban a ser  operados de la espalda y gracias a los beneficios que han experimentado durante mis clases ya no se operan.

Esta es mi historia que me ha llevado a ser quién soy y hacer lo que hago aquí y ahora.

 

Mi accidente en barco ha sido un regalo del universo ya que gracias a él he caminado un largo recorrido de autosanación y crecimiento personal y me ha brindado la oportunidad de formarme en esta disciplina que me ha devuelto a la vida .

 

Hoy, vivo plenamente, feliz, llena de fuerza, salud, energía y vitalidad , satisfecha , segura, realizada, me siento en pazmejor que nunca antesvuelvo a ser yo, con ganas de comerme el mundo , explorar lugares desconocidos y seguir desaprendiendo en Postgrados y los últimos Congresos Internacionales de la Técnica Alexander (Suiza e Irlanda) y el próximo en Chicago , para ofrecerte mi mejor versión eligiendo como quiero vivir en este Universo en cada momento.

UNA NUEVA VIDA AHORA

“Cuando pierdes contacto con la quietud interior pierdes contacto contigo mismo
y cuando pierdes contacto contigo mismo te pierdes en el mundo”.

¿Te atreves a liberar tu cuerpo mente?