TÉCNICA ALEXANDER

EL CREADOR

FREDERICH MATTHIAS ALEXANDER

Frederich Matthias Alexander nació en Tasmania, Australia, en 1869. Alexander fue un niño precoz y , como padecía problemas respiratorios, en vez de ir a la escuela recibió educación privada. Creció en una granja  y cuando su salud mejoró , hacia los nueve años, se apasionó con los caballos y con el tiempo llegó a ser un experto domador y jinete. La doma y las carreras de caballos, disciplinas que el practicaba , exigían un entrenamiento en el que se prestaba mucha atención al aspecto de la coordinación en el movimiento.

Asimismo, las tareas de la vida en el campo involucraban, de alguna manera, el cuerpo y su buena coordinación con el fin de lograr mayor fuerza de trabajo.

Siendo muy joven se trasladó a la ciudad de Melbourne , donde, al tiempo que trabajaba en distintos oficios, estudió música y arte dramático, disciplina que lo cautivó inmediatamente.

Con poco más de veinte años, decidió dedicarse a la carrera de actor y recitador, actividad que paradojicamente involucraba en forma directa el proceso de la respiración ( que, justamente , había sido su debilidad física mientras crecía en el campo).

Pronto se ganó una excelente reputación dando recitales , conciertos y sesiones privadas, y produciendo obras teatrales, incluso llegó a organizar su propia compañía teatral.

Su especialidad consistía en  un espectáculo individual compuesto por piezas dramáticas y humorísticas, con abundantes fragmentos de shakespeare.

En ese momento, Alexander se enfrentó por primera vez con un problema que sería la clave para el futuro desarrollo de la Técnica. Cada vez que recitaba en público, manifestaba una ronquera con problemas respiratorios que afectaban la calidad de su voz durante los recitales. Los profesores de declamación y médicos le recomendaron descanso, y Alexander descubrió que los síntomas desaparecían mientras no recitaba. Mejoraba transitoriamente pero, en el momento de actuar, la disfonía aparecia de nuevo, hasta que un día se quedó totalmente sin voz en medio de un recital importante.

Frente a esto, incapacitado para continuar su carrera, Alexander comprendió que era él mismo el que estaba haciendo algo con su voz, lo cual provocaba la ronquera. Dado que no encontraba dificultades en el habla ordinaria, Alexander dedujo que la causa del problema debía ser algo que hacía cuando recitaba.Esta reflexión determinó el comienzo de una búsqueda, un proceso de auto observación sobre el uso de sí mismo en el momento de recitar.

Así pues , tras varias horas al día  de auto observación frente a un espejo de tres cuerpos, durante casi diez ños, descubrió la importancia de la relación entre la cabeza el cuello y la espalda (CONTROL PRIMARIO), y que el “USO” que hacía DE SÍ MISMO tenia un impacto directo sobre la proyección de su voz  y cualquiera de las actividades diarias que realizada.

Desarrolló así la habilidad de reconocer conscientemente como reaccionaba ante el gran estímulo de actuar frente al público y permitirse PARAR  para DEJAR DE HACER lo que le llevaba a perder su voz para hacer otra cosa. Se dió cuenta que si quería cambiar algo debía parar la reacción habitual.

Así es como descubre la INHIBICIÓN: decir NO ante cualquier estímulo para reorganizarse pensando unas DIRECCIONES con el  (cuello-cabeza-espalda y extremedidades) antes de la acción.

Cuando regresó a los escenarios tras resolver su problema, Alexander comenzó a enseñar a algunos alumnos, entre ellos, hombres de ciencia y personalidades importantes de distintos campos,  los principios a los que él había apelado para superar el problema de su voz y su respiración.

El reconocimiento de sus alumnos lo alentó a sistematizar sus observaciones en una serie de principios y procedimientos que constituyen la técnica , a la que dio su nombre, tal como hoy la conocemos Técnica Alexander .Ideó , así, una manera de facilitar en el alumno el proceso de recuperación de la coordinación adecuada, que él había desarrollado para  sí mismo sobre la base de la auto observación, usando sus manos para guiarlo en esta reorganización del uso corporal.

A partir de entonces comenzó su carrera como Profesor de su Técnica dejando a un lado la interpretación.

Estableció en Londres una práctica privada donde se dedicó a dar clases individuales. Durante la Primera Guerra Mundial, se trasladó a los Estados Unidos y allí permaneció enseñando hasta 1924.

En 1931, inauguró la primera escuela de formación de profesores de Alexander, con características que se mantienen hasta nuestros días en las escuelas de formación alrededor del mundo entero.

Walter Carrington y Patrick Macdonald, discípulos directos de Alexander , alumnos de sus primeros grupos de formación, son referentes fundamentales de esta Técnica. Especialmente Walter Carrington dirigió una de las escuelas de formación más importantes del mundo, la Constructive Teaching Centre en Londres, hasta el final de su vida, a los 87 años.

Otra experiencia digna de mencionar en la vida de Alexander fue el establecimiento de una escuela primaria donde implementó la enseñanza de la Técnica como recurso para abordar las otras asignaturas del currículo escolar.

A los 75 años sufrió una parálisis cerebral que le paralizó la mitad izquierda del cuerpo. En su lucha por la recuperación, aplicó los principios que él mismo había descubierto. Confío más que nunca en el poder de la pura instrucción,en su técnica que le permitió tener control sobre sí mismo y bajo la mirada atónita de los médicos , sus alumnos aseguran que jamás enseñó mejor que en los cinco años que precedieron a su muerte.

SU LEGADO

Otro gran legado de Alexander
fueron sus libros

Durante esos años continuó refinando su método, al tiempo que mantenía su consulta particular y supervisaba el trabajo de los profesores que le ayudaban. Alexander falleció en el año 1955 ,a sus 88 años, enseñando hasta el mismo año de su muerte.

Entre sus obras destacan:

  • “MAN’S SUPREME INHERITANCE” – 1910
  • “CONSTRUCTIVE CONSCIOUS CONTROL OF THE INDIVIDUAL” – 1923
  • “THE USE OF THE SELF” – 1932. (“El Uso de uno mismo”, ed. Urano.)
  • “THE UNIVERSAL CONSTANT IN LIVING” – 1942 1941

“Todo hombre, mujer y niño tiene la posibilidad de alcanzar la perfección física. Corresponde a cada uno de nosotros alcanzarla mediante la comprensión y el esfuerzo personal.”

F.M Alexander

UNA NUEVA VIDA AHORA

“Cuando pierdes contacto con la quietud interior pierdes contacto contigo mismo
y cuando pierdes contacto contigo mismo te pierdes en el mundo”.

¿Te atreves a liberar tu cuerpo mente?